15 mayo 2015

DIY : Cómo pintar una taza de cerámica

Los rotuladores para cerámica son mejores que los Sharpies.


Así es, ya soy toda una DIY blogger. Ya tengo un proyecto de taza de cerámica, ¡todo un clásico en Pinterest! Pero hoy no vengo sólo a enseñarte lo bonita que me ha quedado [ perdona que me tire flores a mí misma ] sino a contarte cómo hacer que el dibujo sea permanente y dure por siempre jamás, o hasta que tú dejes de usarla.




Me he informado muchísimo antes de hacer este DIY. Si buscas ideas en Pinterest, verás cientos de tazas ideales pintadas con un Sharpie. Por las fotos parece que el invento funciona perfectamente, pero si te metes en las páginas y lees los posts... pues resulta que no es tan permanente. Ni siquiera aguanta un lavado en el lavavajillas.

Afortunadamente hay gente muy friki en Internet [ ¡gracias, señores frikis! ] que investigan a fondo cualquier cosa y te cuentan punto por punto todo lo que han descubierto. Leyéndoles llegué a la conclusión de que :

a) ... el Sharpie no vale nada, pero debe estar forrándose gracias a Pinterest.
b) ... la mejor opción para pintar cerámica de forma permanente son los rotuladores para cerámica¡Duh!

Pues sí, es tremendamente de perogrullo pero a veces los crafters perdemos el Norte con tanta investigación :P



Así que nada, me compré una macro taza preciosa y un rotulador negro específico para cerámica. Os cuento paso a paso lo que hice:

1. Lavé mi taza y la sequé, así la superficie queda perfecta para ser pintada. 
2. Hice mi dibujo con el rotulador. No te obsesiones con el pulso, queda guay cuando hay algún fallo porque se ve que es hecho a mano. 
3. Rectifiqué un par de detalles con un algodón y un poco de quitaesmaltes. 
4. Dejé secar la taza durante 24 horas [ aunque según el rotulador sólo hacen falta 4 horas ]
5. Metí la taza en el horno y lo puse en marcha a 160ºC. Pasados 90 minutos, apagué el horno y dejé que la taza se enfriara dentro. 
6. La utilicé para tomarme un té, como ves en las fotos :P 
7. La lavé en el friegaplatos en un programa ecológico a 50ºC. ¡Y aguantó perfectamente!



Ya lo ves, es un DIY bastante sencillo. El truco es utilizar el material adecuado, porque realmente no hay tanta diferencia en el precio. El rotulador de cerámica me costó 3.50€ y estoy segura de que volveré a utilizarlo. 

¡Ya te enseñaré con qué me lío la próxima vez! :)
  

4 comentarios

  1. Muchas gracias, es algo pendiente que quiero hacer con los peques :) florecitas, mariposas y lunares se van a adueñar de nuestra cocina :)) Un placer descubrirte

    ResponderEliminar
  2. Ay Mary me encanta la taza y el dibujo que has escogido, donde has comprado el rotulador?? Un besin

    ResponderEliminar
  3. Te lo dije ya en Instagram... es espectacular! tú la próxima te tatúas orgullo de madre y creadora!!!

    ResponderEliminar
  4. Hola! Aacabo de descrubrir tu blog vía Mi armario coqueto. Los sharpies son una porquería. Yo hice una prueba con unos platitos y salieron del lavavajillas completamente blancos. El otro día vi en una tienda los rotuladores para cerámica y me quedé intrigada, ahora que veo tu post los voy a probar de todas, todas. Un beso!

    ResponderEliminar

Latest Instagrams

© Mary Galou. Design by Fearne.