23 octubre 2015

Bizcochitos de leche condensada

Confesiones de una llorona y una receta dulce.

Hoy escribo con los ojos hinchados, fíjate. Ayer echaron Por siempre jamás en la tele y no tuve más remedio que quedarme a verla, porque recordaba que me encantó cuando la vi la primera vez [ quién sabe ya hace cuánto tiempo ]. El caso es que no te puedes imaginar lo muchísimo que lloré. No sé qué me pasa desde que soy madre, pero me he vuelto de llanto híper-mega-fácil.





Antes no lloraba ni a tiros... ahora estoy en el otro extremo. Estoy viendo una peli con el riojano y por cualquier tontería se me saltan las lágrimas. ¿Le pasa a alguien más? La película de ayer la vi sola, y quizá por eso me dejé llevar y lloré como si me estuviesen quitando las tripas, pero aún así me sorprendió. Imagino que tengo alguna tensión no resuelta que ha decidido manifestarse de esta forma.



Por todo esto no pensaba publicar nada hoy. Me acosté tarde y quise dormir Lo reconozco, aún no consigo organizarme tan bien como para tener la semana programada... Pero sé que esta receta te interesará. Hace unos días subí una foto a Instagram y en seguida me pidieron la receta. ¡Y no me extraña! Están tan buenos como parecen, y además son fáciles

Ya sé que hoy es viernes, pero si decides quedarte en casa por la razón que sea, este puede ser el toque dulce perfecto para tu tarde ;) ¡Y ahora la receta!

Ingredientes (18 - 20 bizcochitos):
  • 370 grs de leche condensada (lata pequeña).
  • 4 huevos.
  • 120 grs de harina.
  • 50 grs de mantequilla (temperatura ambiente).
  • 1 sobre de levadura química.




Paso a paso:


  1. Precalentamos el horno a 180º C y untamos los moldes con mantequilla o aceite de girasol.
  2. Ponemos la leche condensada en un bol y echamos a continuación los huevos uno a uno, a medida que los vamos batiendo y mezclando con la leche condensada.
  3. Añadimos la mantequilla y batimos de nuevo.
  4. Agregamos por último la harina y la levadura y removemos bien hasta que quede una masa homogénea y sin grumos.
  5. Horneamos durante 8 - 10 minutos aproximadamente. Esperamos a que se enfríen un poco para desmoldarlos y los colocamos en una bandeja para decorarlos con un poco de chocolate, azúcar glacé o una pizca de canela en polvo.



¡Espero que os guste! :)


7 comentarios

  1. Yo también me he vuelto llorona, pero con uno de estos seguro que se me quita!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja! El dulce tiene efectos secundarios algo raros, pero bien recibidos ;)

      Eliminar
  2. Ay yo soy de las que llora mucho y a gusto. Nada como ver una peli que te mueva la fibra, te haga llorar y luego ir a la cama con ese cansancio un tanto infantil después de haberlo dejado todo llorando.
    Lo de los ojitos hinchados son una caquita, eso sí! Por cierto esta receta está para llorar... de amor absoluto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has visto? Si es que está rica y es fácil hasta decir basta. Lo de llorar es curioso, porque el otro día viendo la peli no podía parar y en el fondo estaba llorando de un agusto que asusta, jajaja. Muas!

      Eliminar
  3. Ay qué buena pinta, los replico seguro!
    Yo te entiendo bien, yo también soy una llorona, hasta con los anuncios...jeje. Pero, ¿y lo a gusto que te quedas después???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente! Es curioso, verdad? Es como si nos molase llorar, jajaja.
      Un besote!

      Eliminar
  4. Te copié los bizcochitos, muy jugosos y ricos.

    ResponderEliminar

Latest Instagrams

© Mary Galou. Design by Fearne.