29 octubre 2015

Decorar una calabaza

¿Por qué optar siempre por lo terrorífico?

Vale, se supone que Halloween debe ser terrorífico. Se supone que todo tiene que ser blanco, negro y naranja. Verde y morado, a lo sumo. Pero no sé, a mí es que no apetece nada meter ese Halloween en mi casa... 



No me entiendas mal, a mi me encanta Halloween tanto ahora como cuando era pequeña. Vivía en una urbanización cercana a la base americana de Rota, así que esta fiesta la tengo asumida desde muy niña. ¿Quién se opondría a esas alturas a una tradición que gira en torno a una noche de caza de caramelos? ¡Nadie! Es una pena que donde vivo ahora eso no se lleve. No imagino a ningún niño tocando el timbre de mi casa el sábado por la noche para pedir chuches. ¿Debería comprar por si acaso...?




En fin, que Halloween es genial, pero llega un momento que la estética terrorífica cansa mucho. Con lo bonitas que son estas calabazas tan naranjas y tan redondas, con esos rabitos tan chulos. Están pidiendo a gritos que las aprovechemos para hacer cosas más bonitas, ¿no crees?



De ahí sale mi idea para esta calabaza. Entré en Pinterest [ ¡bendito sea! ], vi unas cosas preciosísimas y comprendí que no estoy sola. Hay mucha gente sublevándose contra el Halloween casposo que vemos en todas partes. Y es muy necesario, hoy mismo he pasado delante de una frutería al lado de mi casa y me he quedado espantada al ver que la habían cubierto de telarañas, fantasmas y murciélagos del todo-a-cien. Pobrecillos, no conocen otra cosa...

Bueno, que me enrrollo mucho. Aquí tenéis mi calabaza de este año. Es sencillita y low cost. 5€ la calabaza en Carrefour y 3€ el permamente dorado con el que la he decorado. ¡Además me servirá para muchas otras cosas! ¿Te gusta?




  

1 comentario

  1. Me encanta!! Fuera el "todo a 100" y viva lo "handmade"

    ResponderEliminar

Latest Instagrams

© Mary Galou. Design by Fearne.